En este momento estás viendo El adolescente con trastorno mental tarda dos cursos escolares en pedir ayuda

El adolescente con trastorno mental tarda dos cursos escolares en pedir ayuda

En el día mundial del bienestar mental del adolescente, esta psicóloga quiere dejar claro que el suicidio se puede prevenir y que hay esperanza para afrontar el trastorno mental.

BEGOÑA FERNÁNDEZ /SEVILLA /02 MAR 2023 / 14:00 H – ACTUALIZADO: 02 MAR 2023 / 14:00 H.

Junibel Lancho - La Barandilla
La psicóloga Junibel Lancho, creadora del primer teléfono contra el suicidio en España junto a la Asociación La Barandilla. EFE/Foto cedida por Junibel Lancho.

Los adolescentes con pensamientos suicidas y también con otros tipos de trastornos mentales, tardan hasta dos cursos escolares en pedir ayuda a un adulto cuando lo recomendable sería no esperar más de dos o tres meses para acudir a la consulta del psicólogo.

Lo dice en una entrevista con EFE la psicóloga Junibel Lancho, creadora junto a la Asociación La Barandilla de un teléfono contra el suicidio, que pide a los compañeros de clase de ese adolescente que un día expresa que no quiere seguir viviendo o admite que se autolesiona «que no se callen» y que lo hagan saber a un adulto, al orientador o al profesor, porque «más vale perder un amigo que la vida de ese amigo».
«No puedo con tanto dolor» es el libro que acaba de publicar Lancho, de la editorial ‘La esfera de los libros’, y que resume en el título la frase que más se repite en su consulta, ya que sus pacientes llegan con un nivel de depresión o trastorno mental importante.

En el día mundial del bienestar mental del adolescente, esta psicóloga quiere dejar claro que el suicidio se puede prevenir y que hay esperanza para afrontar el trastorno mental, pero hay que pedir ayuda profesional y no banalizar el problema por parte de los padres pensando que se trata de «cosas de adolescentes».

EL 70% DE LOS ADOLESCENTES QUE SE AUTOLESIONAN INTENTAN EL SUICIDIO
Una de las señales de alarma definitivas son las autolesiones. El 70% de los adolescentes que se las producen han intentado posteriormente un suicidio y el 55% lo intentará en múltiples ocasiones.

Estas conductas autolesivas, explica Lancho, se asocian con trastornos de la conducta alimentaria (las anorexias a esta edad han subido un 200%), trastornos mentales y de personalidad, malos tratos de índole sexual o familiar, bullying y ciberbullying, depresión y adolescentes de sexualidad no hetero.

Lancho insiste en la importancia de poner luz a esas conductas para que los profesionales pueden actuar, y eso lo puede visibilizar el entorno.

Cuando un adolescente se autolesiona es porque su dolor emocional es tremendo y no puede expresarlo, por ello se hace un daño físico que temporalmente le aparta de lo que está sufriendo emocionalmente.

UNA ASIGNATURA QUE TRABAJE LAS EMOCIONES
Y dado que el adolescente tiene problemas para gestionar el tsunami emocional que está viviendo, Lancho plantea que los colegios e institutos incluyan en sus planes de enseñanza una asignatura que trabaje con la inteligencia emocional para que el niño y el adolescente sepan gestionar sus emociones, no las escondan y tenga herramientas para enfrentar una frustración o un momento de enorme tristeza.

Lancho también cree que los profesores deberían recibir formación porque son los primeros que detectan el problema, antes incluso que los padres.

Esta psicóloga asegura que la salud mental del adolescente está empeorando en la última década y culpa de ello a las redes sociales, que «han traído falsedad. Solo son buenas cuando las sabemos utilizar».

También advierte del papel de los padres, «que muchas veces no están ahí» bien por su vida laboral o por problemas de conciliación. Y esa falta de una red social repercute en la salud mental de los más jóvenes, que se ven aislados en «familias unifamiliares» frente a las de hace un tiempo donde tenían el arrope de abuelos y primos.

LOS SUICIDIOS PUEDEN TENER EFECTO LLAMADA EN LOS ADOLESCENTES
Con el escenario de fondo de las últimas semanas donde un adolescente se suicidó y otros dos vieron frustrado el intento, Lancho advierte de que estos sucesos pueden tener un efecto llamada en el adolescente con una corteza prefrontal del cerebro todavía inmadura.

Efecto llamada que no se constata en el caso de la población adulta con ideación suicida.

Lancho también pide que no se ahonde en relatar cómo se ha producido un suicidio, ni cuál fue el método utilizado porque ello no favorece al adolescente pero sí que se insista en que «el suicidio se puede prevenir, que de esto se sale y que hablar de ello salva vidas».

Fuente: El Correo de Andalucía. https://elcorreoweb.es/espana/el-adolescente-con-trastorno-mental-tarda-dos-cursos-escolares-en-pedir-ayuda-BJ8391740

Deja una respuesta

5 × uno =